Quintetos titulares All-Star 2017: ¿Locura o acierto?

América para los americanos, como diría la Doctrina Monroe. Algo así sucede en el All Star donde vemos que, si la justicia existiera o se tuviera que teñir de algún color, no sería, curiosamente, al hablar de este sistema de votación.

El All Star para los fans. Y en casos de flagrantes empates, el voto de calidad lo tienen ellos, que para eso son los que votan y más “disfrutan”. Puede ser hasta lógico, incluso comprensible, pero eso es capaz de llegar a crear irracionalidades, como en el caso de este año 2017.

Solo así se entiende que hombres interiores puros como Joel Embiid o que Russell Westbrook, quien promedia triple doble, quien es aspirante a MVP, no esté presente en el quinteto titular.

Partiendo de esta base, hay que tener algo en contra de cada quinteto. Y no porque no lo merezca quien está (hablamos de la NBA): siempre la diferencia es que hay otro que lo merece más.

QUINTETO EN EL ESTE

MUCHO A FAVOR; MUY POCO EN CONTRA

Exteriores

Pese a que evidentemente Kyrie Irving es carne titular de All Star, el base de Cavaliers entraría en un interesante duelo con uno de los bases de la Conferencia Este que mejor momento está viviendo: Isaiah Thomas. Para jugadores y especialmente para medios merece un puesto por encima de Irving. Y, con todo y con eso, ni siquiera será de la partida del quinteto en el Este.

¿Esto significa que DeMar DeRozan no lo merece? Para nada. De hecho, si no es por DeRozan, muchos partidos de los Raptors durante esta temporada hubieran acabado como derrota en su casillero. Incluso tiene cierta lógica apostar por Irving y DeRozan: un ‘1’ y un ‘2’ puro.

Sin embargo, al comparar a DeRozan y Thomas, por trascendencia incluso en sus equipos, Isaiah Thomas merecería un puesto por delante del de Toronto. Otra cosa sería como quedaría el quinteto por el sistema de votación hacia los jugadores en un mismo puesto.

Interiores

Discutir, de algún tipo de manera o argumento, que LeBron James no es All Star es una locura indigna de un aficionado al baloncesto. Por lo tanto le sobran motivos al de Akron para estar en primera posición en todo y para todos. Indiscutible elección.

Para el caso de Giannis Antetokoumpo se vive uno de esos panoramas de verdadera justicia. El temporadón del griego es de auténtica película Hollywoodiense. Más allá de números (24-9-5), es un espectáculo verle en la pista. Su envergadura provoca jugadas estelares en defensa (tapones desorbitados a tabla) y en ataque (mates colosales que posterizan). Todo un acierto en el que, además, fans, jugadores y medios coinciden en su votación.

La peor parte en este caso recae, como siempre, en catalogar a un ‘3’ en las votaciones de interior. No es que Jimmy Butler no merezca su puesto en el quinteto, pero hasta el año pasado competía por ser un exterior en el Este… y hoy es un fijo como interior en esa falsa posición. Su temporada, más allá del absoluto protagonismo en Chicago, está siendo de fábula, siendo un héroe y referencia en cada partido de los Bulls.

Pero su elección ha ejercido de tapón a hombres verdaderamente interiores como podría ser el caso de Joel Embiid o Kevin Love. Incluso, Kristaps Porzingis. Su temporada en Nueva York, más allá de la estadística, es la de cambiar el juego de su equipo (algo fundamental en una franquicia). Su sola presencia los mejora.

QUINTETO EN EL OESTE

 A FAVOR AL 99%; FLAGRANTE CASO EN CONTRA

Exteriores

Es extremadamente complicado argumentar quién de estos tres jugadores se merece quedarse ¡fuera! (toda una barbaridad) del quinteto All Star: Stephen Curry, James Harden y Russell Westbrook.

Stephen Curry, además de ser el actual MVP, tiene la impagable ventaja de quién manda en esto de las votaciones: los aficionados. Una versión All Star de América para los americanos. Da igual que jugadores y medios lo hayan colocado, increíblemente, fuera de su quinteto titular. ¿Quién pensaría que alguien con el carisma de Curry se tuviera que quedar fuera? Parece que nadie, pese a que sus estadísticas son las más flojas de los tres (24.6 – 4.2 – 6.1). ¿Es un caso Kobe de titular a dedo? No parece descabellado pensarlo puesto que son los aficionados y solo los aficionados quienes le han puesto ahí. Nadie más. Un favor que se lleva ganando desde hace más de 1 año. Curry es All Star sí o sí. Solo que este año, quizá, haya otros que dado el modelo de votación y estructuración en el quinteto, lo han merecido más.

Pero aterricemos más aún. En el caso de James Harden, con estadísticas de titular All Star promediando doble doble (28.9 – 8.3 – 11.6), y con partidos de más de 40 y 50 puntos, parece lógico que no se quedase fuera. Decisión acertada, por tanto. Un segundo lugar en el que medios, jugadores y hasta fans coinciden. Nada que reprochar.

Vayamos al caso más flagrante. Russell Westbrook. Parece toda una locura decir que Westbrook tendría que estar en el lugar de Curry (¿o no?). Lo cierto es que el base de OKC, además de su ya sabida media de triple doble (lo cual es una proeza solo al alcance de un jugador en toda la historia como Oscar Robertson), cuenta con el mejor PER (Player Efficiency Rating) de la temporada, por delante incluso de LeBron James. Hace jugar a un equipo que se quedó sin su estrella y encima consigue actuaciones tan espectaculares en estética como en estadística. Flagrante e injusta la ausencia de Westbrook para el All Star.

¿Su pecado? La pésima simpatía de la que goza con respecto a los fans, con la que se podrá estar o no de acuerdo. Pero no nos engañemos: Westbrook tampoco está en el quinteto titular por la afición.

Interiores

Kevin Durant, Kawhi Leonard y Anthony Davis. No se le puede poner ni un pero a las 3 elecciones. Y, curiosamente, son las 3 elecciones que han otorgado de igual manera en el puesto tanto medios como propios jugadores.

Kevin Durant no ha perdido un ápice de su esencia. Hubiera sido All Star de igual manera en OKC o con Warriors. Lejos de dejar el protagonismo a Curry, él lo ha adquirido con gusto.

Por su parte, Kawhi Leonard es el jugador más en forma de un eterno aspirante como San Antonio. Y además un alero versátil y potente. Por lo tanto, su elección está más que justificada. Solo resulta curioso que haya estado por debajo, para los fans, de Pachulia.

Y finalmente un hombre interior puro. Anthony Davis. El único de los 10 titulares que puede responder a la posición de Center. Y que además tenga sobrados motivos para permanecer ahí. Por espectacularidad y calidad, tiene que ser un fijo, como así también demostraron medios y jugadores.

Los fans pusieron por delante de cualquiera, salvando Durant, a Zaza Pachulia. ¿Voto de calidad? Hubiera sido demasiado descabellado. De hecho, parece que el voto es hasta ahora el más justo para nivelar las descompensaciones que escojan los fans.

¿Todo un acierto de este año? El debate, también en este caso, está servido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *