Archivo por meses: enero 2017

En 2017, ¿quién sería el nº1 del Draft? ¿Embiid? ¿Wiggins?

En Esfera NBA nos gusta ser osados, valientes y, por qué no decirlo, un tanto desvergonzados. Ante el empuje de Embiid y el buen hacer de Wiggins en los últimos meses, nos hemos decidido a aventurar quién podría ser el nº1 del Draft de 2014 trasladado al año 2017. ¿Con quién os quedáis?

JOEL EMBIID

El baloncesto, como deporte de equipo, destaca la individualidad cuando consigue hacer mejor a un colectivo. Cuando un jugador cambia rachas y, especialmente, es determinante, más allá de sus estadísticas individuales. Un caso tan claro es el que vive actualmente Philadelphia 76ers con Joel Embiid. Un center que está demostrando, con su determinación para su equipo, que perfectamente sería un número 1 de draft.

  1. Es pívot.

Ya sabemos el peso que siempre han tenido los hombres altos para ser seleccionados en primer lugar. Embiid, no solo por inercia, sino por su calidad y valor real, debería ser un número 1. Los cm en la NBA siempre se han pagado caros, y en otros casos en los que han estado absolutamente overrated (véase Kwame Brown), en este caso está absolutamente justificado. Cm y calidad individual. 2’13 y 113 kg para unas actuales estadísticas de casi 20 puntos, 7.8 rebotes, 2 asistencias y 2.5 tapones por partido. Bastante reseñable si hablamos de novatos/sophomores en NBA.

  1. Ha cambiado la dinámica histórica negativa de la franquicia

Es evidente que un solo jugador, sin una compañía o una defensa seria, pueda cambiar él solo y 100% las dinámicas de equipo. Pero lo que sí puede es influir en el tiro rival, en la organización defensiva, en el acierto en el ataque y en abrir las defensas. Actualmente tienen su mejor balance (recordemos que estamos en Enero) desde hace cinco años. Cosa que, por otro lado, tampoco era complicada (perlas de 10-72 o 18-64). Pero la realidad es, que la historia, gracias en parte a él, la está cambiando.

ANDREW WIGGINS

Para tomar esta decisión hay que contextualizar, y mucho, la situación que se daba en 2014. Cleveland estaba de capa caída, nadie daba un duro por la vuelta de LeBron a casa (en el propio Draft celebró públicamente la elección de Napier por Miami) y sólo Kyrie Irving arrojaba un poco de luz en Ohio. En ese contexto, los flashes que mostraba Wiggins, tanto en potencial como en molde físico, estaban por encima de un Joel Embiid con muchas dudas con respecto a sus lesiones (como así se produjo). Por tanto, en 2014, la elección de Wiggins está más que justificada.

Ahora bien, cogemos el Delorean y regresamos al futuro, a enero de 2017, casi tres años después de aquel Draft. Y, hoy en día, seguiría eligiendo a Andrew Wiggins. Enumero algunas de las razones:

Edad: Wiggins es un año menor que Embiid con lo que, su margen es aún mayor.

Físico: el alero de Minnesota sólo se ha perdido un partido en sus dos temporadas largas en la NBA, jugando una media de 36 minutos por encuentro. Su capacidad atlética es sobrenatural, su juego requiere de una explosividad que su cuerpo sí que aguanta. Además, las posiciones donde juega Wiggins cuentan con una serie de rivales inferiores a él a nivel físico, lo cual aprovecha para postear (cuando son más pequeños) o superarlos por velocidad (cuando son más grandes).

Evolución: bien es cierto que no podemos hablar de evolución de Embiid cuando lleva jugados apenas 30 partidos pero, en Wiggins, sí que se aprecia. Su media de puntos y asistencias no ha dejado de crecer, así como el porcentaje de acierto en triples, importantísimo para un exterior actual en la NBA. Este último dato es significativo porque ha crecido ese acierto a la vez que han aumentado sus intentos (más de un triple por partido con respecto al año pasado). Incluso el uso del triple ha subido exponencialmente. Todo esto quiere decir que Wiggins evoluciona y lo hace en la medida que marca la liga, camino de un exterior todopoderoso y con capacidad de anotar desde cualquier posición.

Expectativa: el apodo de “nuevo LeBron” no le ha beneficiado, menos aún al ser elegido por Cleveland. Pero Wiggins ha ido sobreponiéndose a esa espada de Damocles gracias a su trabajo, a su evolución y a su profesionalidad. Pero no sólo el espejo de James le ha hecho daño, sino que la plantilla que ha ido acumulando Minnesota estos últimos años (especialmente éste) lo ha situado bajo los focos: los Wolves siguen como la eterna promesa, pero no termina de llegar. Conclusión: ¿Minnesota no llega por culpa de Wiggins o Wiggins no termina de llegar por culpa de los Wolves?

Mi decisión final es que SÍ que elegiría a Wiggins de nuevo como nº 1 del Draft de 2014.

Eso sí, gracias a que Jero ha elegido primero me ha tocado defender a Wiggins (encantado de hacerlo, ¿eh?), lo que indica que hay dudas reales de a quién elegiría en el hipotético Draft de 2017.

Quintetos titulares All-Star 2017: ¿Locura o acierto?

América para los americanos, como diría la Doctrina Monroe. Algo así sucede en el All Star donde vemos que, si la justicia existiera o se tuviera que teñir de algún color, no sería, curiosamente, al hablar de este sistema de votación.

El All Star para los fans. Y en casos de flagrantes empates, el voto de calidad lo tienen ellos, que para eso son los que votan y más “disfrutan”. Puede ser hasta lógico, incluso comprensible, pero eso es capaz de llegar a crear irracionalidades, como en el caso de este año 2017.

Solo así se entiende que hombres interiores puros como Joel Embiid o que Russell Westbrook, quien promedia triple doble, quien es aspirante a MVP, no esté presente en el quinteto titular.

Sigue leyendo

Aquellos maravillosos Hawks

Jeff Teague. Demarre Carroll. Al Horford. Y recientemente Kyle Korver. Casi, hasta se planteó la salida de Paul Millsap. Jugadores de un casi quinteto All-Star lúcido que una vez defendieron los mismos colores y que lo hicieron de manera envidiable, para deleite de todos sus seguidores. No fue hace tanto.

60 victorias por tan solo 22 derrotas. Un balance que bien lo podría firmar cualquier contender en la NBA. Este registro, digno de unos Spurs, Cavs, Rockets o los mejores Thunder, lo firmaron unos Atlanta Hawks en la temporada 2014-15 que, desde el año 2000, han sido prácticamente (por plantilla y resultados) los mejores de la época.

Sigue leyendo

Posibles traspasos NBA

En este texto vamos a analizar a los equipos o jugadores que más posibilidades tienen de verse involucrados en traspasos durante las próximas semanas. Nombres como Millsap, Nerlens Noel o Taj Gibson copan la actualidad, pero no hay que quitar el ojo a Minnesota, Philadelphia, Phoenix o New Orlenas. Si bien parece que el Este tiene muchos posibles trades potenciales, en el Oeste no se quedan cortos. Vamos con ello. Sigue leyendo