Grandes gestas anotadoras (Parte II)

Os traemos la segunda parte del artículo de ayer, hablando sobre las grandes gestas anotadoras en la historia, coincidiendo con la gran actuación de Klay Thompson en la madrugada del lunes al martes con 60 puntos en menos de 30 minutos.

A partir de 60 puntos

George Gervin

The IceMan fue un jugador que, pese a pasar solamente una vez la barrera de los 60 en un partido, era un anotador insaciable. En abril de 1978, aunque perdieron el último partido de la temporada, consiguió 63 puntos y arrebató a David Thompson el título de anotación de ese año. Sus 33 puntos en solamente un cuarto fue un hecho histórico nunca visto hasta entonces en la NBA.

Jerry West332895692

El actual logo de la NBA y figura carismática de los Lakers también pasó a la historia, además, gracias a su excelente anotación. En un tiempo en el que los triples todavía no estaban instaurados, Jerry West consiguió llegar hasta los 63 puntos solamente con tiros de 2 y desde la línea de personal (con un buen porcentaje de 60% en tiros de campo). Su víctima fueron los Knicks, a los que ganaron el partido.

 

 

Joe Fulks

En el año 1949, cuando la NBA estaba tierna y aún no existía el reloj de tiro, fue toda una hazaña llegar a los 63 puntos, especialmente porque desde bien temprano (apenas con 3 años de vida), la NBA ya tenía un récord que debían superar.

Rick Barry, Pete Maravich

No solo los jugadores más actuales tuvieron un momento de lucidez anotadora. Grandes leyendas en los 70 como Rick Barry (famoso por su lanzamiento de cuchara en el tiro libre) o el grandísimo mito de Pete Maravich (anotación y asistencia se fusionaban de manera mágica en un jugador) lograron registros superiores a 60 puntos.

En el caso de Barry, con más del 65% de acierto en tiros de campo y en el último partido de temporada ante su público, dio un recital con 64 puntos anotados.

Por su parte, Pete Maravich logró 68 puntos ante los Knicks, que podrían haber sido más de no haber sido eliminado por faltas durante el encuentro.

 

A partir de 70 puntos

Wilt Chamberlain

Si ya de por sí es una auténtica salvajada lo que logró superando la barrera de los 60, con todo y con eso, consiguió llegar y superar la de los 70 puntos hasta en 5 ocasiones.

Tuvo varias actuaciones de 70 puntos en el 63, y un año antes hasta en 3 ocasiones: 72 puntos una vez y 73 puntos dos veces respectivamente.

El partido más destacado de todos ellos, sin embargo, fue en el año 1961. Consiguió 78 puntos en las filas de los Philadelphia Warriors ante el equipo para el que una década después acabaría jugando: Los Ángeles Lakers.

David Robinson

david-robinson-2A partir de esta barrera, hablar de otros jugadores que no sea Chamberlain puede resultar hasta raro. Sin embargo, se trata de jugadores que, además de dejar un legado, curiosamente no llegaron de manera esporádica a ello.

El Almirante, David Robinson. Aquel que formó pareja con Tim Duncan durante solo 1 año (lo que hubiera sido si hubieran coincidido en el mismo espacio y tiempo durante más temporadas), consiguió llegar a los 71 puntos en un partido en abril de 1994. Su víctima fue los Clippes, y curiosamente se trataba del último partido de Regular Season, lo que sirvió para arrebatarle el título de anotación a Shaquille O’Neal.

Elgin Baylor

La leyenda de los Lakers volvió a sentar cátedra con un nuevo récord (antes de llegar Wilt, claro) con un partido de 71 puntos ante los Knicks en noviembre de 1960.

David Thompson

Puede sorprender que un jugador como este, de primeras, se encuentre en este escalafón. Sin embargo, Denver Nuggets siempre ha destacado por tener auténticas armas ofensivas en sus filas (Alex English, Melo en su momento, e incluso un entrenador con una filosofía clara de Run n’ gun: Doug Moe).

Por ello, ver aquí a un jugador de Nuggets, aunque no es menos sorprendente, si que llega a ser entendible. Máxime cuando se habla de la figura de un anotador y matador consumado como David “Skywalker” Thompson (promedio de 26 puntos por partido en su carrera).

Alcanzó los 73 puntos en abril del 78 ante los Pistons, con un acierto brutal de más del 73% (muy elevado para un escolta). De hecho, al descanso se fue con 53 puntos y un 20/23 en tiros de campo.

 

A partir de 80 puntos

Kobe Bryant

1138004513_850215_0000000000_sumario_normal22 de enero de 2006. Un día que a muchos les quedará en la memoria, no solo por lo que consiguió Kobe, sino porque además lo pudieron ver y disfrutar en vivo. 81 puntos consiguió el mítico escolta ante Toronto Raptors, con un acierto superior al 60% en tiros.

Se marchó ovacionado delante de su público en el Staples y con el partido ya ganado después de liderar la remontada con un robo y un mate crucial. Un partido que sufrió en sus carnes José Manuel Calderón y que constituye la segunda mayor anotación en un partido en la historia de la NBA.

 

100 puntos

Wilt Chamberlain

Pocas cosas quedan por decir ya acerca del mítico partido de los 100 puntos. Un 2 de marzo de 1962, sin las cámaras de televisión de testigos y solamente con el boxscore como guía, Pennsylvania acogió el mítico partido entre Philadelphia Warriors y New York Knicks.

Wilt acabó el partido con un 57% de acierto en tiros de campo, y anotando el punto número 100 justo al final del partido, tras peticiones expresas del público para que llegara esa ansiada cifra. Joe Rucklick siempre será el hombre que dio esa última asistencia para que se lograra la proeza.

11e9a39800b649e3fe0dedc27c88691c

Quizá sorprenda no ver en esta lista al mayor anotador de todos los tiempos (Kareem Abdul-Jabbar). Lo cierto es que, en ocasiones, importa más la regularidad anotadora que la cantidad esporádica de puntos. Y pese a ser dos grandes leyendas, Abdul Jabbar siempre será recordado por una y Wilt Chamberlain por otra.

¿Llegará Klay Thompson a alguna de estas cifras próximamente?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *