San Antonio Spurs: ¿otra vez aspirantes al anillo?

19 años seguidos llegando a Playoff. 19 años con un estilo genuino, fácilmente reconocible, lógicamente admirado e incluso criticado. Casi dos décadas siendo la élite  de la NBA (ningún equipo ha tenido en este tiempo tanta presencia en post temporada como ellos). Aún con el sabor amargo de la retirada de uno de sus mejores jugadores en la historia y de “el ala pívot”. Y todo esto, con un entrenador que es tan único y excelso como su filosofía de juego y con la llegada de su homónimo sobre la pista. Nadie como Pau Gasol para entenderse con él. Con estos ingredientes ¿Invita a pensar en que llegará su sexto anillo?popovich_gregg1

Esta temporada que aterriza puede ser la vigésima en la que San Antonio Spurs se queda en la élite. En esos 16 privilegiados que dan un salto a mayores de los 82 partidos oficiales. Pero lo que verdaderamente quieren los de Texas es un nuevo anillo. Aquel que vuelvan a mostrar al mundo para decir: ¡Eh! Una vez más nadie contaba con nosotros… pero ahí estamos.
Como aquel que llegó con año impar (justo como los 4 primeros). Esa temporada del lockout un chaval de Islas Vírgenes formó una de las duplas más recordadas en el baloncesto (Tim Duncan y David Robinson eran una pintura envidiable). O como ése 2005 en el que los Bad Boys probaron de su propia medicina mordiendo el polvo. El mismo vendaval de 2007 que paso por encima de un todavía tierno LeBron James y sus Cavaliers.

¿Alguien les esperaba? Probablemente no. O quizá ciertos analistas sí. Pero no era un seguro. No depositarías tus ahorros a que Spurs, año tras año, iba a ganar el anillo. Pero lo consiguió cuando pocos esperaban su llegada tan lejos. Es como el aire. Siempre está presente, aunque no se note demasiado… pero cuando sopla fuerte, se lleva todo lo que hay por delante. Para no hablar sobre papel mojado, viene bien tener en cuenta una serie de planteamientos de por qué, este año, San Antonio Spurs puede seriamente lograr el anillo.

Factores para un posible nuevo anillo

Año impar: Puede resultar cómico, pero salvando su título de 2014 ante Miami Heat, todos los títulos tejanos han llegado en año impar.spurs-sumaron-quinto-titulo-historia_iecima20140616_0033_7

En el lockout del 99 comenzó una dinastía intermitente que ha perdurado siempre, a lo largo de los años, en forma de presencia continuada en Playoffs. En 5 de esos años, desde entonces, ha conseguido el éxito.

19 años (impar también el tiempo transcurrido) han pasado y es, por historia, la cuarta franquicia más exitosa en la NBA, detrás de Celtics, Lakers y Bulls. Casi nada.

Esta temporada se considerará la del anillo de 2017, y ya son 3 (impar, también) desde que dejaron de probar las mieles de la gloria. Si bien es cierto, Spurs jamás ha conseguido repeat ni threepeat. Pero tiene más de 2 y 3 anillos. ¿Alguien es supersticioso?

Siempre se espera a otros: el caso más evidente fue, precisamente, el de su último anillo frente al Big Three de los Beach Boys. LeBron, Wade y Bosh formaron un trío que aspiraba a candidato único de anillo desde el minuto 0. Lo consiguieron, sí, pero fue al año siguiente de toparse con Spurs.

Misma historia sucedió, paradójicamente de nuevo, con el joven LeBron de 2007. Quería alcanzar una temprana gloria y se llevó uno de los mayores batacazos, arrastrado por un 4-0 incontestable para los de Gregg Popovich. Incluso en un lejano 2004 ante los todopoderoso Bad Boys de Billups, Prince, los Wallece y cía, Spurs se sacó de la manga un séptimo partido memorable.

Las sensaciones son las de siempre: ¿podrán aguantar hasta el final? ¿se disolverán ante un equipo más físico en la lucha de los playoff? Pueden no ser siempre la primera opción, pero solamente un loco los descartaría de la lucha.

Pintura inteligente: el éxito de San Antonio Spurs ha estado ligado íntimamente al éxito de Tim Duncan. Cuando el de Íslas Vírgenes demostró lo que era capaz de hacer, con su saber estar y su brillantez dentro y fuera de las pistas, los Spurs alcanzaron la gloria.

De todos es sabida la importancia de que los pupilos de Popovich conozcan y, lo que es más, hagan efectivo el clásico gasol-303x300sistema de juego europeo encarnado en un equipo de la NBA. Alguien inteligente en la pintura, que tenga una capacidad tan alta de leer el juego como de usar su clase para beneficio del equipo.

Con su reciente retirada, los tejanos perdían a esa pieza vital de la pintura en los esquemas de juego de Pops. Con la llegada de Pau Gasol a la franquicia, recuperan esa prolongación en juego e inteligencia sobre la pista. El español es la reencarnación perfecta de un estilo de juego hecho jugador. Spurs y Gasol. Un matrimonio tan lógico como bello.

El primer año que llegó Duncan ganaron un anillo. ¿Lo harán en el primer año de Gasol?

Todo y nada cambia: hay cosas que permanecen inalterables en la franquicia: la idea de un juego coral, el mismo gran entrenador experimentado en dos décadas y una plantilla completa, siempre equilibrada, administrada en una balanza de experiencia y juventud.

Los veteranos desean tanto probar las mieles del éxito como los jóvenes. Las mismas ganas, la misma ilusión y el mismo concepto de baloncesto. Saben a qué filosofía hay que atenerse, y desean más que nadie seguir en esa línea. Nada ha cambiado en ese sentido.

Por otro lado, el hecho de que se retirase Duncan ha sido como romper un trozo gigantesco de historia de la franquicia. Prácticamente los Spurs se han entendido siempre con él de la mano. Éste será el primer año, desde que permanecieran en la élite de los playoff, en el que el ala pívot ya no acompañará a su equipo.

Conviene tener también otro detalle en cuenta. Su último anillo del 2014 fue en el que la franquicia más acierto tuvo desde el triple (39’7%). Parece que no solamente son los Warriors quien quieren usar esta arma para lograr el éxito.

“Nunca subestimes el corazón de un campeón”: Qué mejor frase para acabar que la de Rudy Tomjanovich, ganador del anillo con los Rockets del 94.

Sí, por gracia divina y del juego, San Antonio Spurs no es que sea campeón. Es pentacampeón. Y con retales del núcleo duro a lo largo de estos 19 años. Otros integrantes, bicampeones como Pau Gasol. Y otros, con ganas de serlo mezclados con indudable calidad (Lamarcus Aldridge, por poner un caso).san-antonio

Por todos estos factores, en general, no conviene subestimar el potencial de San Antonio Spurs. Es cierto que hay otros equipos que suenan mucho más a anillo (por evidencia siempre se elige a los finalistas del año pasado). Golden State Warriors y Cleveland Cavaliers aspiran a todo por el mero hecho de haber sido finalistas.

Sin embargo, los tejanos siempre han logrado estar en la élite, pese al paso del tiempo, y pese a que nunca han partido como un único favorito a llevarse el anillo. Veremos si en año impar y con el ocaso de la retirada de Parker, Ginobili y quien sabe si de Pops, Spurs cierra su círculo.

Sería el 6º anillo en 20 años. Tercera mejor, empatada con Bulls. Nada mal para una dinastía con aproximadamente 40 años de historia en la máxima competición del baloncesto internacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *