Así fueron las Semifinales de Conferencia

SEMIFINALES CONFERENCIA OESTE

SAN ANTONIO SPURS (4) – PORTLAND TRAIL BLAZERS (1)

A posteriori una serie con menos historia de la que quizá debería haber tenido. Los tejanos barrieron del mapa a Blazers en los 3 primeros enfrentamientos con un baloncesto exquisito y sin dejar que el partido peligrara en ningún momento. San Antonio solamente cedió un enfrentamiento (el 4º y fuera de casa) para acabar la eliminatoria en el 5º con otra paliza más y ante su público en el AT&T Center.

Factores diferenciales

-Spurs como equipo. Los de Popovich, además de nunca renunciar a su estilo de juego, se han reafirmado como el conjunto más sólido de toda la NBA. Solamente el banquillo, en los 5 partidos, ha anotado una media de casi 40 puntos. A ello se suman la calidad individual de sus estrellas (Parker, Duncan), el nivel de sus apoyos (Leonard) y su impresionante movimiento de balón. Ninguno es imprescindible pero todos son necesarios.

-Thiago Splitter. Aunque parezca osado, la defensa que el brasileño ha hecho durante toda la serie a Lamarcus Aldridge ha sido de manual. El mejor jugador a lo largo de la temporada de los de Oregon apenas pudo hacer su juego en los 5 partidos. Tiros muy forzados, jugando mucho de espaldas al aro y con bastante inseguridad. Todo ello gracias, en gran parte, a la defensa de Splitter. Y además limitándose a hacer lo que sabe hacer y haciéndolo bien.

-Excesiva exigencia para el quinteto Blazer. Si Lillard-Matthews-Batum-Aldridge-López tenían que soportar la carga de derrotar a todo un señor conjunto, era una labor, no solo tediosa, sino casi utópica. El quinteto titular de Blazers ha supuesto la mejor baza a lo largo de su temporada, pero sus bajos aciertos en el tiro (sobre todo en una arma que usan mucho: el triple) les marcó durante la serie.

MVP

Tony Parker. Aunque es complicado quedarse solamente con un jugador de los de Popovich, el francés ha podido ser el más determinante cuando ha estado en pista. Las jugadas giraban en torno a él y los bloqueos sobre su defensor han traído de cabeza a los sistemas defensivos de Portland.

La decepción

Serie demasiado corta. Probablemente se le podría haber pedido a la serie al menos otro partido más, pero tal y como dijo Terry Stotts “San Antonio viene hacia ti como en oleadas” y así es bastante complicado plantar cara. Si a ello se le suma que Portland tampoco pudo ser ese Portland arrollador de Regular Season… la eliminatoria pronto dejó de tener jugo.

OKLAHOMA CITY THUNDER (4) – LOS ÁNGELES CLIPPERS (2)

Serie tremendamente física no exenta de polémica y juego duro en muchas fases. Saltó la relativa sorpresa en el primer partido con unos Clippers estelares, aunque en el resto de choques nunca dieron la sensación de poder barrer a los de Brooks. Solamente en el 4º partido los de Rivers pusieron el empate con más ganas y corazón que juego. Tras un polémico 5º partido, en el 6º los Thunder certificaron su pase en el Staples.

Factores diferenciales

-Kevin Durant & Russell Westbrook. Es cierto que las individualidades no tienen por qué asegurar los triunfos, pero en este caso la dupla de los Thunder fue absolutamente determinante. Llevaron la batuta durante toda la serie con sus acciones ofensivas y defensivas.

-5º partido. Normalmente un 5º partido cuando la serie está empatada a 2 suele ser absolutamente determinante. En esta serie lo fue más, ya que Clippers tuvo en su mano haberse puesto 3-2 a favor. Ganaban de 7 a falta de 50 segundos cuando se sucedieron varios errores en cadena (nerviosismo por acción arbitral, pérdida de pelota cerca de su canasta, incapacidad ofensiva en la última jugada). Por lo que está lejos de calificarse como “robo”, tal y como dijo Doc Rivers. Oportunidades tuvieron de ganar y dejaron escapar un vital partido.

-Apoyos en Clippers. Las estrellas cumplieron en cierta medida con el papel, pero prácticamente fueron Chris Paul y Blake Griffin contra el mundo. Hubieran necesitado más veces (cuando los partidos se pusieron cuesta arriba) y muchos más apoyos (no solo Collison) de banquillo y de quinteto titular (Barnes, Redick) para haber podido llegar con vida a un séptimo partido.

MVP

Kevin Durant. Absolutamente intratable. El actual MVP sigue demostrando en la postemporada que quiere ganar todo lo que le quede. Sus actuaciones de más de 30 puntos en la serie fueron determinantes por la manera en que llegaron y por el momento en que llegaron.

La decepción

Ni espectáculo ni efectividad. Clippers no pudo hacer ese juego alegre y de alley-oops que tiene acostumbrados a sus aficionados. Entre otras cosas porque la exigencia física a la que les sometieron los Thunder fue incómoda para ni si quiera poder correr al contraataque. Solamente en el primer partido pudieron exhibir su juego entre otras cosas gracias a su acierto exterior.

SEMIFINALES CONFERENCIA ESTE

INDIANA PACERS (4) – WASHINGTON WIZARDS (2)

Sin excesiva brillantez pero recuperando en varias fases buenas sensaciones, Indiana Pacers consiguió pasar una eliminatoria poco sencilla. Wizards aumentó las dudas internas y externas a los de Vogel ganando el primer partido en el Bankers Life Fieldhouse, aunque en los 3 siguientes Indiana recordó a aquel líder sólido (Roy Hibbert incluído) con un Paul George nivel MVP para ponerse a un partido de superar la serie. Tras ceder otra derrota en casa con un Gortat imperial, tuvo que ser en el 6º y en hogar de los capitalinos donde Pacers certificara su pase.

Factores diferenciales

-Sensaciones recuperadas de Indiana. Por momentos, Pacers pareció aquel equipo intratable en defensa y compenetrado en ataque que doblegaba a cualquier rival que tuviera en la pista. Con esa actitud fue muy difícil para Wizards plantar cara en determinados partidos a los de Vogel.

-3er partido. 63 puntos. Ese fue el tanteo final de Wizards en el tercer encuentro con el 1-1 en la serie. Uno de los peores partidos, ya no solo de esta temporada, sino de los peores en términos de anotación que se recuerdan en la historia de playoff. Sin hacer un encuentro brillante (85 puntos de Indiana), los de Vogel consiguieron retomar su ventaja debido al paupérrimo partido de los de Wittman.

-Roy Hibbert. Junto con la recuperación de sensaciones, el “regreso” de Roy Hibbert al alto nivel fue la otra gran noticia en el seno de la franquicia. Ya no solo por su incidencia defensiva e intimidatoria, sino porque aportó puntos, rebotes y tapones en el baremo general del equipo. Un jugador que había estado en entredicho hasta el punto de situarlo fuera del quinteto titular.

MVP

Paul George. No es que destacase especialmente en la serie, pero fue de lo más potable y regular (que eso ya es decir mucho) de Indiana. Su gran partido de 39 puntos con canastas de todo tipo reforzó su confianza y la del resto del equipo.

La decepción

Irregularidad del aspirante. La palabra regularidad es algo que ha traído de cabeza a los de Vogel. Pese a los buenos fogonazos de nivel mostrados, no han dado, hasta ahora, una imagen de consistencia continua con su juego. Si quieren optar al anillo deberán encontrarla más pronto que tarde.

MIAMI HEAT (4) – BROOKLYN NETS (1)

Sin tanta solvencia como se esperaba en el juego pero quizá sí en el tanteo final, Miami Heat solventó su serie ante Brooklyn Nets solamente cediendo el 3er partido de la eliminatoria en el Barclays Center. La única victoria de los de Jason Kidd llegó gracias a un espectacular 60% de acierto en los triples (15/25). El Big Three de Florida con LeBron James a la cabeza y un gran y regular Ray Allen se encargaron de tumbar a Nets en las pocas dudas que pudieran surgir de alargar la serie. En un extraño 5º partido, Miami ganó a Brooklyn de 2 puntos y sin una especial sensación de superioridad.

Factores diferenciales

-Big Three. Miami carbura si sus 3 jugadores primordiales (LeBron, Wade, Bosh) carburan. Es un hecho y en esta serie no lo fue menos. En las ocasiones en las que no estuvo uno estuvo el otro. Siendo LeBron el que acaparaba el principal protagonismo, Wade y Bosh estuvieron presentes continuamente para ser, por momentos, lo que liderasen al equipo.

-Ray Allen. Quizá el jugador más determinante fuera de los focos principales. Sus apariciones desde la línea de tres puntos han dado un soplo necesario a Miami cuando los partidos se ponían cuesta arriba o cuando era necesario mantener la ventaja.

-Rendimiento de los puntales de Nets. De haber alcanzado un nivel superlantivo Kevin Garnett y Deron Williams en esta eliminatoria, quizá se podría haber alargado el cuento. Kevin Garnett nunca ha sido el jugador que se podía esperar en playoff, y Deron Williams no ha mostrado ese plus necesario para haber hecho frente a un aspirante al anillo como Miami.

MVP

LeBron James. Ajeno a sus 49 puntos en el 4º partido, ha demostrado su superioridad individual cuando él ha querido. Sigue siendo el jugador completo del año pasado y fue la referencia de Heat en toda la serie.

La decepción

Sin forzar la maquinaria. Es evidente que no se ha podido ver un Miami Heat absolutamente arrollador con el rival. Quizá por suministrar esfuerzos o quizá por no mostrar todas sus cartas. La realidad es que aquel Miami de la temporada pasada que tumbaba de manera incontestable a sus rivales no es tal este año, tanto por juego como por actitud. Tal vez solamente se trate de una trampa de los de Spoelstra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *