CONFERENCIA OESTE: NORTHWEST DIVISION

– OKLAHOMA CITY THUNDER

– MINNESOTA TIMBERWOLVES

– PORTLAND TRAIL BLAZERS

– DENVER NUGGETS

– UTAH JAZZ

OKLAHOMA CITY THUNDER

89-00275Kevin Durant. Y con la lesión de Westbrook, ésa es la perfecta definición de los Thunder. Un equipo que dada la calidad de su estrella, necesitaría bien poco para ser el más temido en la NBA. El problema es que ya el año pasado se decidió apostar por carne y cm y no por barba y talento. James Harden fue el perfecto socio en su día de esa dupla letal Durant-Westbrook. Esa revitalización nunca la ha encontrado en Kevin Martin, que pese a ser un gran anotador, el tiempo a evidenciado y dado la razón a aquellos que decían que el cambio les podía salir mal. De hecho, el despliegue de Harden en el partido contra sus ex fue todo un vendaval. Y es que en los Thunder se encuentra muy poca historia más allá de un dúo que, por otra parte, tiene a uno de sus integrantes en el dique seco y que es tan determinante como irregular: Russell Westbrook. Serge Ibaka en mayor medida y Thabo Sefolosha en menor, es de lo poco potable que ofrecen los Thunder con garantías. Todo lo demás llegará en forma de destellos, pero con muy poca cimentación en una base de juego sólida. Entre tanto, Perkins está a la espera de «mejorar su juego».

Aún con todos estos alicientes, un equipo que tiene a uno de los 4 mejores jugadores en la NBA tiene plaza fija en PO y supone candidato serio al título. Pero, bien es verdad, que quizá con mucha menos fuerza que años anteriores. Scott Brooks no encontró la manera de sobrevivir sin Westbrook, y parte se los PO fueron un «Durant contra el mundo». La vuelta de Westbrook y el rendimiento de Ibaka marcarán las incógnitas para que los Thunder mantengan las esperanzas de seguir siendo una de las principales potencias a batir en el Oeste.

Altas: Ryan Gomes (Artland), Steven Adams y André Robertson (N)

Bajas: Ronnie Brewer (Rockets), Kevin Martin (Timberwolves), DeAndre Liggins (agente libre), Daniel Orton (76ers)

Estrella: Kevin Durant. Está en la élite de la NBA como jugador top 5 y sus cualidades mentales, físicas, técnicas y tácticas están a otro nivel mortal equiparado solo por los mejores. Es capaz de desequilibrar él solo un partido creando sus tiros, penetraciones o bandejas y sus largos brazos taponan, rebotean y roban. Pero está prácticamente solo y, aunque a veces se baste, ya se sabe que un jugador por sí solo no gana anillos.

Atentos a: La vuelta de Westbrook. Parece evidente, pero es que es lo que Oklahoma más necesita ahora mismo. A él y a su nivel competitivo, ése que de vez en cuando pierde algún partido; pero ése mismo que inclina la balanza a favor de su equipo con acciones atléticas y claves. Sin él, los Thunder empeorarán mucho.

El entrenador: Scott Brooks. Su gran éxito fue alcanzar las Finales de 2012 con un baloncesto ofensivo sin igual. Tenía claro el sistema y las rotaciones. Desde entonces ha perdido a ciertas figuras clave (Harden la primordial) y no ha terminado de encauzar el rumbo. Un tanto que se podría apuntar es sacar algún rendimiento potable a Perkins.

Pronóstico: Los PO y pasar primera ronda son una obligación y conseguir resultados mayores casi más una intención que un seguro. Dada la feroz competencia creada (más todavía si cabe) en el Oeste, los Thunder no pueden estar seguros de alcanzar, si quiera, las Finales de Conferencia.

MINNESOTA TIMBERWOLVES

Minnesota_Timberwolves_logosheetLesiones mediante, este debe ser el año de los Timberwolves, que tienen talento de sobra en su plantilla para meterse, por fin, en Playoffs. La temporada pasada, hasta 11 jugadores pasaron por la enfermería en 27 ocasiones, un dato escalofriante para poder aspirar a algo. Pero este año se debe revertir la situación, manteniendo a sus estrellas sanas y jugando un baloncesto siempre atractivo. Aun así, no podrán comenzar la temporada con todo su roster completo, ya que Budinger no podrá jugar hasta diciembre.

Durante el verano, sus dos mejores “fichajes” han sido la recuperación de Kevin Love y la renovación, contratazo incluido, de Pekovic. A eso hay que añadirle las incorporaciones de Kevin Martin, que aportará el tan necesario tiro exterior, y de Corey Brewer, que hará olvidar la faceta defensiva de Andrei Kirilenko.

El quinteto inicial de los Wolves, con Ricky Rubio, Kevin Martin, Derrick Williams, Kevin Love y Pekovic suena muy bien, sobre todo en ataque, la gran virtud de este equipo, aunque muestras algunas dudas en defensa. Lo bueno para Minnesota es que a estos cinco les acompaña una buena segunda unidad con jugadores como Barea, Shved, Brewer, Turiaf o Cunningham, además de los drafteados Muhammad y Dieng.

El español Ricky Rubio deberá seguir progresando y cuenta con un equipo que se adapta muy buen a su juego. Deberá mejorar su tiro y no perder tantos balones, pero a buen seguro que hará levantarse de sus asientos a todos los espectadores del Target Center. Los Minnesota Timberwolves prometen seguir siendo uno de los equipos más atractivos de ver de toda la NBA, siempre que las lesiones les respeten.

Altas: Shabazz Muhammad (Draft), Gorgui Dieng (Draft), Kevin Martin (Thunder), Lorenzo Brown (Draft), Ronny Turiaf (Clippers), Corey Brewer (Nuggets).

Bajas: Malcolm Lee (Suns), Andrei Kirilenko (Nets), Greg Stiemsma (Pelicans), Luke Ridnour (Bucks), Michael Gelabale (Khimki), Brandon Roy (Retirado).

Estrella: Kevin Love. Estamos ante uno de los mejores cuatros de la NBA. Completísimo en todas las facetas del juego, puede anotar muy bien de tres y además es un excelente reboteador. Junto a Pekovic forman una de las parejas interiores más letales de la liga. Llega con muchas ganas tras jugar solo 18 partidos el año pasado.

Atentos a: Kevin Martin. Llega a Minnesota con el objetivo de volver a su nivel de juego, dejando de ser un jugador secundario como ha sido en Oklahoma. Es un excelso tirador de tres y llega al peor equipo en esa faceta la pasada temporada, con tan solo un 30% de acierto, por lo que su fichaje beneficia mucho a las dos partes.

Entrenador: Rick Adelman. Tercera temporada de este genio de los banquillos en Minnesota, con renovación incluida. Sus 1.710 partidos en la NBA le avalan y su estilo de juego, siempre al ataque, beneficia mucho a un equipo forjado según ese patrón. Deberá conseguir que los Wolves mejoren en defensa, pero por lo demás, estamos ante un maestro de los banquillos.

Pronóstico: Los Timberwolves sueñan con asentarse de una vez por todas en la parte alta del Oeste y este año tienen mimbres de sobra para conseguirlo, con una plantilla más completa y con más experiencia. Si las lesiones les respetan, deberían volver a los Playoffs tras nueve años sin hacerlo, desde la marcha de Kevin Garnett.

PORTLAND TRAIL BLAZERS

Portland-Trail-BlazersIlusionante campaña la que se presenta en Oregon. La desbordante irrupción de Damian Lillard el año pasado fue un soplo de aire fresco y un espectacular motivo de ilusión para la afición de los Blazers. Han reforzado el principal punto negativo con respecto al año anterior: el banquillo. Los suplentes de Portland fueron los peores de toda la NBA y eso va a cambiar. Con un quinteto equilibrado y compacto, la llegada de Thomas Robinson a mitad de temporada y Dorrell Wright, Mo Williams, Robin López o CJ McCollum en verano suponen una segunda unidad de auténtico lujo.

Dos exteriores con muchísimo talento y una sobrada capacidad ofensiva como Matthews y Batum se combinan a la perfección con dos torrentes atacantes llamados LaMarcus Aldridge y Damian Lillard. Muchos triples, juego al poste medio con Aldridge y velocidad al contragolpe habrían de ser las señas de identidad de unos Blazers que esta año aspiran a todo.

Altas: CJ McCollum y Allen Crabbe (N), Robin López y Terrel Harris (Pelicans), Dorrell Wright (76ers), Earl Watson y Mo Williams (Jazz)

Bajas: JJ Hickson (Nuggets), Eric Maynor (Wizards), Elliot Williams (Cavaliers), Nolan Smith (Cedevita), Luke Babbit (Nizhny), Jared Jeffries (retirado), Sasha Pavlovic (agente libre)

Estrella: LaMarcus Aldridge. Puede sonar a herejía no meter a Lillard, pero el devenir final de Portland lo va a marcar Aldridge. Su juego de espaldas, su tiro en suspensión y su capacidad de anotar desde casi cualquier posición le hacen imprescindible. Además, debe estar motivado por los jugadores que le rodean, aspecto que ya criticó en el pasado.

Atentos a: Lillard-McCollum. Jugadores de características similares, bases anotadores y con una habilidad innata para sumar puntos. CJ podría ejercer de escolta sin problemas y partirá desde el banquillo (cuando se recupere de su lesión), dotando a la segunda unidad de un caudal ofensivo muy destacable. De Lillard poco se puede decir. Por poner un pero, no estaría mal subir algún punto en el porcentaje desde el triple.

Entrenador: Terry Sttots. Gurú de los entrenamientos en Estados Unidos, con multitud de libros publicados, ha rendido espectacularmente bien el año pasado. Lamentablemente, el banquillo no ayudó absolutamente nada y le penalizó sobremanera de cara a sus aspiraciones de Playoffs. Con esa rémora solucionada, quedar entre los ocho primeros no será una utopía.

Pronóstico: Post-temporada. No debe ser otro. El objetivo es claro. Portland cuenta con un quinteto titular equilibrado, suplentes de mucha solvencia y jugadores determinantes. Si el mal fario histórico de los Blazers con las lesiones no aparece esta temporada, estamos ante un conjunto divertido de ver y que peleará las últimas plazas de Playoffs.

DENVER NUGGETS

Denver-NuggetsSi hablamos de los Denver Nuggets, tenemos que hablar de un equipo que ha dado un pequeño paso atrás en su progresión. Muchos y muy importantes movimientos se han producido en la franquicia durante el verano. En los despachos, el “ejecutivo del año”, Masai Ujiri ha abandonado el equipo rumbo a Toronto, los nuevos responsables han decidido despedir a George Karl (entrenador del año), tras ocho temporadas en Denver, y para colmo su estrella Andre Iguodala se ha ido a los Warriors, al igual que otro hombre importante en la defensa como era Corey Brewer.

Con unas bajas tan importantes, es lógico que el equipo lo note, sobre todo al inicio de la liga. Para contrarrestarlo, se ha apostado por potenciar la segunda unidad, que se ha convertido en una de las mejores de la liga, con Nate Robinson, Randy Foye y J.J. Hickson. Cuentan con un grave inconveniente, que es la lesión de su estrella, Danillo Gallinari, que no jugará hasta finales de año, por lo que en el primer tramo de la competición tendrán que dar un paso al frente jugadores como Ty Lawson, Javale McGee, Kenneth Faried o el prometedor Evan Fournier entre otros.

Para dar ese paso al frente, deben solucionar sus problemas de juego en estático, porque jugando al contraataque no van a tener ningún problema, de hecho gracias a esa arma fueron el equipo que más puntos por partido consiguió la pasada temporada. Y el otro tema que deben solucionar es el de la defensa, ya que el año pasado concedieron demasiados puntos a pesar de contar con dos especialistas como Iguodala y Brewer, que además ya no están en el equipo.

Altas: Brian Shaw (Entrenador), Darrell Arthur (Grizzlies), Nate Robinson (Bulls), J.J. Hickson (Trail Blazers), Randy Foye (Jazz), Timofey Mozgov (Renovado).

Bajas: George Karl (Entrenador), Kosta Koufos (Grizzlies), Andre Iguodala (Warriors), Julyan Stone (Raptors), Corey Brewer (Timberwolves).

Estrella: Danillo Gallinari. Tras la marcha de Andre Iguodala, el italiano se ha convertido en la estrella de este equipo. El problema es que los aficionados no podrán disfrutar de él hasta final de año por la lesión que padece. Una vez que se recupere, debe asumir el papel de líder y ser más regular, ya que con su buen tiro exterior, su gran altura y su talento innato, tiene cualidades de sobra para hacerlo.

Atentos a: Javale McGee. Este tiene que ser su año. Minutos va a tener de sobra para hacerlo y su importancia en el equipo se ha convertido en fundamental, sobre todo en defensa, tras las bajas que antes hemos nombrado. McGee tiene todo para triunfar, gracias a un físico portentoso, pero le falla la cabeza, algo en lo que tendrá que mejorar este año si quiere convertirse en referencia.

Entrenador: Brian Shaw. Era el entrenador que muchos equipos querían. Será su debut como entrenador jefe, tras su buen hacer como asistente de Phil Jackson en Los Ángeles Lakers y pasar las dos últimas temporadas al lado de Frank Vogel en Indiana. Tendrá el complicado reto de hacer olvidar a George Karl, toda una institución en Denver. Lo bueno para el espectador es que seguirá apostando por el juego de ataque, aunque corriendo algo menos.

Pronóstico: Un equipo que ha estado las últimas 10 temporadas en los Playoffs merece ser tenido muy en cuenta. Si además ese equipo es el mejor en casa de los últimos cinco años, haciendo del Pepsi Center un auténtico fortín, sus credenciales, a pesar del paso atrás en cuanto a su plantilla, son más que válidos. El problema es la gran rivalidad que existe entre la clase media del oeste, por lo que tendrán que pelear muy duro para meterse en las rondas por el título.

UTAH JAZZ

57400977882368Posibilidades de futuro, nublado presente. Del estado mormón han volado sus dos referencias interiores, Jefferson y Millsap, y los jugadores que acumulaban el mayor caudal ofensivo del equipo. Además, Randy Foye y Mo Williams, titulares el año pasado, ya no están en Utah. Por tanto, Tyrone Corbin cuenta con una plantilla muy justa, joven y con el único objetivo de pasar el año, acabar lo más abajo posible y aspirar a una elección alta de Draft ´14 pensando en Andrew Wiggins.

Las llegadas del rookie Trey Burke y su base suplente John Lucas son de lo poco potable en los Jazz. El megatraspaso con Golden State finalizó con Richard Jefferson, Brandon Rush y AndRis Biedrins en Utah, movimiento satisfactorio de cara a el año que viene, ya que liberan una millonada en salarios y permite afrontar la agencia libre con optimismo, además de una buena posición en el Draft.

El crecimiento de Burke, que empieza la temporada lesionado, la confirmación de Gordon Hayward como estrella del equipo y, sobre todo, la consolidación (o no) de la pareja interior Favors-Kanter, deben ser los objetivos de Utah Jazz de cara a este año. Cualquier otra función será extralimitarse y perder el foco sobre la evolución de sus jóvenes, que es lo más importante.

Altas: Trey Burke y Rudy Gobert (N), Richard Jefferson, Andris Biedrins y Brandon Rush (Warriors), John Lucas III (Raptors), Ian Clark (agente libre)

Bajas: Al Jefferson (Bobcats), Paul Millsap (Hawks), Randy Foye (Nuggets), Mo Williams y Earl Watson (Trail Blazers), DeMarre Carroll (Hawks), Kevin Murphy (Warriors)

Estrella: Gordon Hayward. Ya demostró galones el año pasado y éste, con la marcha de casi todos los referentes, deberá dar un paso adelante. Sus números fueron excelentes, especialmente en el tiro con lo que, si sumamos su extraordinario nivel defensivo, estamos ante un crack. Debe aprender a fabricarse mejor sus lanzamientos y tener más presencia. De lo poco salvable en los Jazz esta campaña.

Atentos a: Derrick Favors. Gran salto cualitativo el vivido por Favors, tanto en porcentaje de tiro como en rebote. Su incidencia a ambos lados de la pista ha ido aumentando con el paso de los años y, sin la competencia de Millsap y Jefferson, la tiene que romper.

Entrenador: Tyrone Corbin. No transmite. Parece que se le podría acabar el crédito si no consigue evolucionar a sus jóvenes promesas. La capacidad defensiva de los Jazz no va a ser un punto importante esta campaña y es un aspecto en lo que debería trabajar, sin frenar la ofensiva en hombres como Burke, Favors o Hayward. Reto difícil.

Pronóstico: malo, muy malo. La temporada de Utah apunta a travesía por el desierto. La única luz al final del túnel es el Draft ´14, la agencia libre y, a corto plazo, ver el crecimiento de sus jóvenes. Imposible pelear por Playoffs, lucharán por no quedar últimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *